Envío Gratis en Santiago para compras sobre $107.000

Usa Ethernet antes que la Conexión Wi Fi

No te funciona el WiFi? SI PUEDES, USA ETHERNET ANTES QUE LA CONEXIÓN Wi Fi

Metacom tiene el cable de mejor calidad para que tu red nunca falle. Cotiza con nosotros.

La era tecnológica en la que estamos inmersos nos lleva, y en algunos casos hasta casi que nos obliga, a estar conectados permanentemente. Una de las consecuencias de esta conectividad de la que hablamos se percibe claramente en las comunicaciones y en cómo nos hemos acostumbrado a la instantaneidad.

La llegada de conexiones inalámbricas resultó ser una bendición ya que nos permite mantener el espacio físico más ordenado y evitar múltiples cableados entre todos los dispositivos conectados. Pero más allá de la comodidad que supone la conexión inalámbrica, al pensar exclusivamente en la velocidad de la conexión desde hace tiempo se plantea un debate que genera controversias: ¿es más rápida la conexión por WiFi o por cable de red? La respuesta sencilla: por cable. 

Aunque el WiFi es un protocolo más nuevo, son muchos los factores que entran en juego y que influyen en que una conexión pueda ser más rápida que otra, quizá el problema principal se explica debido a la saturación de canales y a la gran cantidad de conexiones por defecto, lo que hace que sea inestable y disminuye la capacidad de transmisión de datos. A esto debemos agregar el factor estructuras, como por ejemplo, paredes de hormigón, piscinas y otros materiales de construcción que provocan perdidas de señal y una reducción del rendimiento que atenta contra la velocidad de la conexión WiFi. A modo general podemos decir que cuanta más alta sea la frecuencia, mayor es la tasa de absorción de muros y suelos.

En resumen, podemos decir que si bien existen varias normas y estándares distintos en cada tipo de conexión, comúnmente la que se realiza por cable de red y es implementada de manera correcta termina siendo más rápida que la conexión WiFi. Cuando observemos las capacidades de cada protocolo, como por ejemplo el estándar 802.11ac, debemos entender que son velocidades máximas teóricas de 6,5 Gbps (superiores a las de Ethernet 2,5 a 6 Gbps) pero que en la mayoría de los casos no pueden explotar su máximo potencial porque son afectadas por los obstáculos anteriormente comentados. 

Por su parte, las conexiones vía Ethernet presentan un rendimiento más estable al no verse afectado por esos agentes u otros factores externos y las latencias que exhibe serán menores, en general, que las latencias usando WiFi.

Si pensamos en términos de seguridad en las comunicaciones, la batalla para las conexiones inalámbricas está perdida si las comparamos con Ethernet. 


Suscríbase a nuestro Newsletter para recibir noticias, promociones y ofertas.